domingo, 13 de mayo de 2018

EL RUMBO FEMENINO CONSIGUE EL ASCENSO A LIGA AUTONÓMICA

Tras una temporada difícil, con numerosas bajas y lesiones, nuestras chicas consiguieron en la tarde de ayer su merecido ascenso a Liga Autonómica femenina.


Cuando el club apostó fuerte por la sección femenina hace tres años, ni en sus mejores sueños podía pensar que llegaría tan rápido a esta división. Pero es que los números cosechados por el equipo de Juanfri Castro son prácticamente inmejorables: 57 victorias, 7 empates y tan solo 14 derrotas en los 78 partidos ligueros de la corta historia de la sección, consumando dos ascensos.

Esta temporada el inicio fue inmejorable, ganando los primeros 7 partidos de forma consecutiva y con muy buenas sensaciones. Sin embargo, llegaría el gran bache de la temporada sumando 4 derrotas en los 6 partidos siguientes, resultados que situaban al equipo quinto, pero a solo dos puntos del ascenso directo. La buena dinámica durante la segunda vuelta, ganando partidos clave como el de la visita al filial del Mislata CF (rival por el ascenso hasta la última jornada) hicieron llegar al equipo con opciones en los tres últimos partidos, donde se enfrentaban a los dos primeros clasificados. Aunque se perdió ambos escapándose el billete del ascenso directo, los resultados del resto de equipos en ambos grupos de 1ª Regional acompañaron y dejaban al equipo con la posibilidad de ascender como mejores clasificadas.


Ayer era un día para seguir haciendo historia y nuestras guerreras no iban a fallar. Dependían de sí mismas para ascender y sólo valía ganar. Nos enfrentábamos al CD Camporrobles, novenas clasificadas, en el García Berlanga. 



Pronto se pusieron las cosas de cara ya que el equipo salió más enchufado que el rival y con algo de fortuna subió el primero al marcador a los 3 minutos tras un error de las locales que acababa con gol en propia. El equipo dominaba y el Camporrobles esperaba sorprender a la contra pero fue Vero la que a los 15 minutos muy inteligentemente cabeceó un balón en largo para superar a la portera y hacer el segundo. Coli pudo sentenciar el partido en la primera mitad con un disparo al larguero pero el marcador no se movería hasta después del descanso.

A los cinco minutos, Bea, tras buena jugada colectiva que acaba con centro de Nerea, remató el balón al fondo de la red haciendo el que llaman el gol de la tranquilidad, aunque el partido estuvo más que controlado de inicio a fin. Un nuevo gol en propia de las locales supuso aumentar la ventaja al 0-4, marcador con el que terminaría el encuentro y que certificaba el ascenso.

Tras el pitido final, jugadoras y cuerpo técnico celebraban sobre el césped el triunfo y era más que patente la alegría y el orgullo en el gran bloque que han formado, "el puto bloque" como ellas llaman.


Enhorabuena a todas las chicas y cuerpo técnico, y a seguir haciendo historia. 1,2,3 RUMBO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario